jueves, 16 de abril de 2009

¡Alicia! Recibe este cuento infantil
y deposítalo con mano amable
allí donde descansan los sueños de la niñez








Impuesto, al fin, el silencio
la imaginación nos lleva
en pos de esa niña soñada
por un mundo de raras maravillas
en el que pájaros y bestias recobran el habla
¡y casi creen estar allí de veras!


No hay comentarios:

Publicar un comentario